INFRAESTRUCTURA VIAL EN MÉXICO

El NAICM está catalogado como el segundo más grande en construcción a nivel mundial. Y como uno de los más innovadores tanto en sus técnicas de construcción como de operación.

Se construye en la Zona Federal del Ex-lago Texcoco, ubicada dentro de los municipios de Texcoco y Atenco en el Estado de México, sobre un terreno de 4.430 hectáreas que se encuentra a 5 kilómetros al noreste del actual aeropuerto y a 15 kilómetros del centro de la Ciudad de México.

En su fase inicial el aeropuerto contará con un terminal de 743,000 m2 en 4 niveles interiores, 96 puertas de contacto más 68 posiciones remotas, una torre de control de 90 metros de alto, un terminal de carga con capacidad para 2 millones de toneladas anuales y 3 pistas con longitudes de 4 a 5 kilómetros que permitan 3 despegues o aterrizajes simultáneos. Su capacidad será de 70 millones de pasajeros y 540.500 operaciones anuales.

En su máximo desarrollo el NAICM estará compuesto por 2 terminales, 2 terminales satélites y 6 pistas. Las pistas permitirán 3 despegues y 3 aterrizajes simultáneos. Así el aeropuerto alcanzará una capacidad de 125 millones de pasajeros y un millón de operaciones anuales.

El terminal está diseñado para obtener la certificación Leadership in Energy & Environmental Design Platinum. Aprovechando el clima templado y la poca humedad de la Ciudad de México, se usará casi exclusivamente la ventilación natural para mantener temperaturas agradables en el interior. La luz solar se utilizará para iluminar el edificio. El techo está planeado para recolectar agua de lluvia. El agua de lluvia se empleará para las operaciones del aeropuerto.

El terminal estará compuesto por una estructura gridshell ligera, que debe su resistencia a su doble curvatura. Su diseño interior contempla columnas con una separación superior a 100 metros brindando espacios interiores más flexibles y eficientes. Su estructura ligera de acero y vidrio está especialmente diseñada para las condiciones del suelo de ciudad de México. Podrá ser construida rápidamente sin requerir de sistemas masivos de andamiaje, gracias al empleo de un sistema de componentes pre-fabricados.

En el año 2015 se iniciaron las obras con trabajos de preparación del terreno incluyendo obras masivas de mejoramiento del suelo para controlar los hundimientos del sitio y las últimas proyecciones indican que la construcción de su primera etapa terminará en octubre de 2020.

A la fecha se ha concluido la construcción de la barda y camino perimetral, los caminos temporales internos, el drenaje pluvial temporal, el campamento de obra y la limpieza y nivelación del terreno. Se han hincado los pilotes de cimentación del Centro de Transporte Terrestre, de la Torre de Control y del Edificio Terminal, al cual se le han colado más del 50% de las losas de cimentación. Se ha avanzado un 60% en las pistas 2 y 3, y se estima estén concluidas a finales de este año.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México es un proyecto estructurado para autofinanciarse. La primera etapa de financiamiento consistió en la obtención de líneas de crédito revolvente por 3 mil millones de dólares.

La segunda etapa consistió en la emisión de bonos por US$ 6.000 millones. Garantizados por los ingresos obtenidos por la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) del actual aeropuerto. Como también por los ingresos futuros del nuevo aeropuerto. La cancelación del financiamiento obtenido en la primera etapa se debido a las menores tasas de interés pagadas por los bonos. La estimación inicial de inversión se ubicó en US$12.800mn.

Fuentes: gob.mx, BNamericas, El Universal, Wikipedia.

OTROS PROYECTOS DE INFRAESTRUCTURA VIAL EN LATINOAMÉRICA