INFRAESTRUCTURA VIAL CHILE – ARGENTINA

Paso Fronterizo de Agua Negra en la Cordillera de los Andes

Valorado como una pieza clave para mejorar la integración comercial y turística entre Chile y Argentina, el túnel se construirá en el paso fronterizo de Agua Negra en la cordillera de los Andes, para conectar la provincia argentina de San Juan con la región chilena de Coquimbo.

El túnel permitirá el transporte de carga. Reducirá el paso en 40 kilómetros. Disminuirá en tres horas los tiempos de viaje. Propiciará el paso todo el año. Tendrá capacidad para el creciente tránsito vehicular. Y aumentará la seguridad vial.

Su gran importancia radica en que será el componente principal del corredor bioceánico que conectará el Atlántico con el Pacífico. Desde el puerto de la ciudad de Porto Alegre (Brasil) hasta el puerto de la ciudad Coquimbo (Chile). El corredor potenciará el intercambio comercial entre los países del Mercosur y de estos con los mercados del Asia Pacífico.

Contará con dos túneles paralelos uno para cada sentido de circulación. Descendente desde Argentina hasta Chile y ascendente desde Chile hasta Argentina. Cada uno de 13,9 kilómetros de longitud con dos carriles. La separación entre túneles estará entre 40 y 50 metros.

Alrededor del 28% de la estructura se ubicará en Chile y el 72% se emplazará en Argentina. El portal argentino estará a 4.085 msnm de altitud y el portal chileno a 3.620 msnm. Otorgándole al túnel una pendiente media de 3,37%.

Los métodos de excavación serán perforación y voladura con diversos sistemas de sostenimiento revestimiento de las cavidades. Adaptados a la naturaleza geomecánica de los macizos atravesados.

Se construirá el trazado vial interior con curvas de muy altos radios. Calzadas de 7,5  metros de ancho. Altura libre de circulación vehicular de 5 metros. Y espacios laterales para circulación peatonal y servicios.

Contará con galerías peatonales de conexión entre túneles para emergencias, separadas 250 metros entre sí a lo largo de todo el trazado, y galerías de interconexión vehicular para emergencias cada 1,5 kilometros.

En territorio argentino se construirá un pozo de ventilación vertical de 535 metros de altura de excavación y 4,5 metros de diámetro interno. En territorio chileno una caverna y galería de ventilación de 4,75 kilómetros de largo y 36 m2 de sección transversal.

Tendrá ventilación sanitaria para operación normal de tipo longitudinal, sistema de extracción de humos de incendio e hidrantes para el combate del fuego en todo el recorrido.

Contará con un centro integrado de control de tránsito equipado con sistemas de última generación para detección automática de incidentes. También con cámaras de televisión y comunicaciones para vigilar su seguridad y mantener control sobre aspectos esenciales como la ventilación sanitaria, la iluminación y la visibilidad interior.

Dispondrá de edificaciones contiguas a los portales para albergar los servicios de bomberos y socorristas debidamente equipadas; y de caminos de acceso de calzadas separadas en la zona de influencia de ambos portales.

El Petan es el programa de apoyo del BID para Argentina y Chile en la preparación de los préstamos relacionados con el proyecto, que demanda una inversión estimada de US$1.500 millones y un tiempo de ejecución entre 8 y 10 años.

El BID financió la estructuración del proyecto y aprobó dos préstamos para financiar la construcción de la primera fase del túnel Agua Negra. Uno otorgado a Chile por US$150 millones y otro a Argentina por US$130 millones.

A la fecha se conocen los 10 consorcios que han precalificado para la construcción del túnel y se continúa a la espera de conocer la lista de los consorcios finalistas que participarían en el proceso licitatorio.

Fuentes: EBITAN, Regional Binacional, Bnamericas, El Economista, Wikipedia.

OTROS PROYECTOS DE INFRAESTRUCTURA VIAL EN LATINOAMÉRICA