Importancia de las Bases de Material Granular Estabilizado con Asfalto

Sep 21, 2020 | Mezclas Asfálticas

En las estructuras de pavimento flexible, la carpeta de rodadura asfáltica requiere una base granular resistente a la deformación que soporte la mayor parte de la carga vertical transmitida por el flujo vehicular.

Sin embargo, para la conformación de estas capas granulares en la construcción o en la rehabilitación de estructuras de pavimento asfáltico, los agregados pétreos no siempre cumplen las especificaciones establecidas.

Si la petrografía, dureza, durabilidad, geometría y capacidad de soporte de los agregados pétreos no son los requeridos, se genera la necesidad de estabilizarlos.

Generalmente para dar estabilidad al material pétreo, se utiliza el cemento asfáltico ya sea emulsionado, espumado o adicionado en caliente de modo que la mezcla asfáltica resultante se denomina material granular estabilizado con asfalto (MGEA).

La estabilización que proporciona el asfalto al material granular involucra la impermeabilización, al reducir la tendencia del material a perder resistencia ante la humedad, y la adhesión al brindar al agregado la cohesión que carece, aumentando la resistencia al corte y la flexión.

Debido a la diversidad de las vías, las especificaciones del MGEA a utilizar depende de la importancia de la vía, del nivel de tránsito, del tipo de pavimento y de la posición de la capa dentro de la estructura del pavimento.

Razón por la cual el IDU define para las obras viales en la ciudad de Bogotá, tres clases de material granular estabilizado con cemento asfáltico: MGEA_A, MGEA_B y MGEA_C, con posibilidad de uso como bases o sub bases de acuerdo con el tipo de pavimento.

A la vez, establece para las tres clases de material granular estabilizado con cemento asfáltico (MGEA), correspondencias con determinadas categorías de tráfico que agrupan diferentes niveles de tráfico pesado.

Las mezclas granulares estabilizadas con asfalto se utilizan para sustituir las bases granulares no tratadas, para soportar las carpetas asfálticas en pavimentos flexibles que necesitan estructuras menos permeables y más rígidas, en zonas de alta precipitación donde se dificulta extender y compactar granulares. También para disminuir espesores de capa de base o en lugares en los cuales no es posible aumentar la cota de terminado del pavimento.

Fuente: Gerencia Planta Asfáltica CTU

MÁS INFORMACIÓN ACERCA DE MEZCLAS ASFÁLTICAS